Por segundo año consecutivo, la ceremonia de graduación de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra en su campus en Santiago (PUCMM STI) fue la plataforma ideal para la entrega del premio a la Excelencia Therrestra 2020.

Una gran sorpresa.

Previa a la entrega del Premio, el ingeniero Hugo Pérez Ovalles, presidente del Grupo Therrestra, ofreció unas palabras en la ceremonia de graduación y reconoció la labor de los estudiantes finalistas por sus perfiles y excelente desempeño. Los finalistas al mérito estudiantil fueron los jóvenes Vanessa Capín Medina y Jorge Eduardo Guzmán, ambos estudiantes de la carrera de Ingeniería Civil.

Para sorpresa de los concursantes al galardón y todos los asistentes a la ceremonia de graduación efectuada el sábado 25 de enero, el Premio a la Excelencia 2020 tuvo un giro inesperado.

Al momento de anunciar al estudiante ganador del reconocimiento, el ingeniero Pérez Ovalles comunicó que, debido a los logros y trayectoria de los dos estudiantes finalistas, para él se hacía imposible elegir un ganador, generando duda en la audiencia. Unos segundos más tarde, el mismo aclaró que, rompiendo con el acuerdo y en favor de los estudiantes, este año había llegado a la conclusión de que ambos finalistas merecían ser reconocidos. Anunciando formalmente que los dos estudiantes recibirían el premio beneficiándose con la beca que les liberaría del crédito educativo correspondiente a sus estudios.

Con la entrega de los premios, Therrestra rectificó su compromiso con la educación dominicana y su interés en brindar apoyo a instituciones que, como la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, impulsan a egresados como la ingeniera Capín Medina y el ingeniero Guzmán a dar lo mejor de sí mismos en todos los ámbitos de sus vidas, demostrando que la excelencia académica rinde frutos y es altamente valorada en el ejercicio profesional.

¡Reiteradas felicitaciones a Vanessa y José Eduardo, este es solo el inicio de un camino trillado de éxitos!